“La gran belleza”. El mundo del arte y su frivolidad.

“La gran belleza” es una película italiana dirigida por Paolo Sorretino y estrenada en el Festival de Cine de Cannes 2013 donde luchó por la Palma de Oro. Pero pese a que no fue ganadora de ella (ganó “La vie dÁdele”), a posteriori consiquió el Oscar a mejor película extranjera.

La Gran Belleza simplemente te muestra la decadente vida de la alta sociedad de Roma.

Simple pero de manera contundente.

Como cruentos relatos cortos, como pequeños agrios sorbos, se van mostrado desde el primer momento las más sucias frivolidades de la alta sociedad de Roma. Donde la siguiente acaba siendo peor que la anterior. Este mundo de cínicos, vanidosos y desalmados seres te lo presenta el rey de la mundanidad, Jepp Gambardella, en sus dulces y recién cumplidos 65 años.

“Pero yo no quería ser simplemente un mundano. Quería convertirme en el rey de los mundanos. Y lo conseguí. Yo no sólo quería participar en las fiestas. Quería tener el poder de hacerlas fracasar.”

Jepp no solo nos aventura en su vida sino que el mismo la saborea desde otra perspectiva. La perspectiva de la vejez, el cansancio, la soledad y la amargura.

En un mundo íntimamente unido con el mundo del arte en Roma (el propio Jep es escritor y el mejor reportero de arte como se da a entender…) el arte se nos presenta como una contracultura dentro de la misma. Ironía en estado puro. Cultura en sucio.

Pero, ¿hasta que punto es esta película una ficción? Es más… ¿lo es? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s